Yo soy periodista

Esta pá gina puede contener enlaces a sitios web gubernamentales no estadounidenses. Lo que esto significa para usted »

Un detector de humo en funcionamiento es la mejor forma de alertar sobre un incendio a los residentes. Los detectores de humo salvan vidas, familias y bomberos. Aunque el mensaje es simple, las estadísticas demuestran que los americanos deben poner más atención no solamente para instalar, sino para mantener los detectores de humo en sus casas. Un detector de humo sin pila o con la pila descargada es lo mismo que nada.

Según la Asociación Nacional de Protección contra Incendios, de 2003 a 2006, casi dos tercios de las muertes por incendios caseros se produjeron en viviendas sin detectores de humo o con detectores que no funcionaban. En el 40 por ciento de las muertes por incendios caseros no existía un detector de humo en la vivienda, y en 23 por ciento de estas muertes sí habían detectores de humo, pero no sonaron.

Instalar y mantener aspersores contra incendios residenciales también es importante para ayudar a salvar vidas. Cuando en una vivienda hay detectores de humo y aspersores contra incendios, el riesgo de morir en un incendio se reduce en un 82 por ciento, si se lo compara con una residencia que no tiene ninguno de los dos.

La Administración de Incendios de EE.UU. aceptará gustosamente las preguntas de los medios de comunicación sobre esta campaña. Además de responder a las preguntas, los siguientes componentes también están disponibles para los medios de comunicación:

Los periodistas que deseen información adicional o una entrevista con un portavoz de la USFA, por favor pónganse en contacto con nuestro Centro de Medios de Comunicación de la Campaña, llamando al (202) 842-3600 (pregunte por la Campaña Instale. Revise. Proteja de la USFA) o envíen un email a Christy Bennett a usfa@hagersharp.com.